MARZO

21

asesoría nemesio

CIRCULAR INFORMATIVA

  • NÚMERO DE CIRCULAR: 4/2013
  • DEPARTAMENTOS: Laboral, Fiscal y Contable
  • ASUNTO: La jubilicación anticipada y jubilación parcial tras el RDL 5/2013 en vigor a partir del 17-3-2013

I. INTRODUCCIÓN:

 

La Ley 27/2011, de 1 de Agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del Sistema de Seguridad Social, introdujo importantes cambios en materia de jubilación en el Texto Refundido de la Ley General de Seguridad Social (Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de Junio), con vigencia a partir del día 1 de Enero de 2013.


La Disposición Adicional Primera del Real Decreto Ley 29/2012, de 28 de Diciembre, suspendió la entrada en vigor de la parte de esta nueva normativa que regulaba la jubilación anticipada y la jubilación parcial ante la imposibilidad material de que por parte de las Entidades Gestoras de la Seguridad Social se tuviesen adaptados, en esa fecha del 1 de Enero de 2013, los procedimientos de gestión de dichos cambios.


Con la publicación en BOE del 16-03-2013 del Real Decreto Ley 5/2013, de 15 de Marzo, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, en vigor desde el 17-03-2013, entre otras cosas, se modifica la regulación de la jubilación anticipada y la de la jubilación parcial tal y como está prevista en los artículos 5 y 6 de la Ley 27/2011, de 1 de Agosto, así como también lo relativo a la determinación del importe máximo de la pensión de jubilación cuando hubieran de aplicarse coeficientes reductores por edad en el momento del hecho causante.


Vamos a centrarnos en tratar de comentar, lo más esquemáticamente posible, las novedades derivadas de una legislación suficientemente compleja, como para analizar con detenimiento el caso concreto. Así se introduce o se desarrolla:


    La COMPATIBILIDAD entre la PENSIÓN DE JUBILACIÓN y el TRABAJO por cuenta propia o cuenta ajena, en los supuestos de que un trabajador, PENSIONISTA DE JUBILACIÓN, se reincorpore a trabajar por cuenta propia o cuenta ajena.

    La COMPATIBILIDAD entre la PENSIÓN DE JUBILACIÓN y el TRABAJO por cuenta propia o cuenta ajena, en los supuestos de que un trabajador, opte por la JUBILACIÓN PARCIAL (reduciendo su jornada de trabajo en un mínimo del 25% y un máximo del 50%): La denominada JUBILACIÓN PARCIAL SIN CONTRATO DE RELEVO.

    El trabajador debe además compatibilizar el empleo con la formación oficial o acreditar haberla cursado en los últimos 6 meses antes del inicio de la relación laboral.

    La JUBILACIÓN ANTICIPADA POR CAUSA NO IMPUTABLE A LA LIBRE VOLUNTAD DEL TRABAJADOR.

    La JUBILACIÓN ANTICIPADA POR LA LIBRE VOLUNTAD DEL TRABAJADOR que así lo interesa.

    LA “JUBILACIÓN PARCIAL” (y por lo general, ANTICIPADA), CON CONTRATO DE RELEVO.

Al remitir esta extensa Circular no se pretende agotar todas las problemáticas derivada de estos cambios normativos, sino sencillamente introducirnos en la comprensión y aclarar que, para obtener un asesoramiento individualizado de calidad, es necesario ANALIZAR CADA CASO con detenimiento.



II. LA COMPATIBILIDAD ENTRE PENSIÓN DE JUBILACIÓN Y TRABAJO ACTIVO: EL PENSIONISTA DE JUBILACIÓN QUE, SIN PERDER DICHA CONDICIÓN DE PENSIONISTA DE JUBILACIÓN, SE REINCORPORA A TRABAJAR POR CUENTA PROPIA O CUENTA AJENA.

Los artículos 1 al 4 del Real Decreto Ley 5/2013, de 15 de Marzo, tratan de la compatibilidad entre pensión de jubilación y trabajo activo.


El artículo 2 del referido Real Decreto 5/2013, establece que, sin perjuicio del artículo 165 de la L.G.S.S. (R.D.L. 1/1994), que dispone en su apartado 1, como regla general que el disfrute de la pensión de jubilación, en su modalidad contributiva, será incompatible con el trabajo del pensionista, con las salvedades y en los términos que legal o reglamentariamente se determinen.- No obstante lo anterior, las personas que accedan a la jubilación podrán compatibilizar el percibo de la pensión con un trabajo a tiempo parcial en los términos que reglamentariamente se establezcan. Durante dicha situación, se minorará el percibo de la pensión en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo del pensionista en relación a la de un trabajador a tiempo completo comparable, EL DISFRUTE DE LA PENSIÓN DE JUBILACIÓN, EN SU MODALIDAD CONTRIBUTIVA, SERÁ COMPATIBLE CON LA REALIZACIÓN DE CUALQUIER TRABAJO POR CUENTA AJENA O POR CUENTA PROPIA DEL PENSIONISTA, EN LOS SIGUIENTES TÉRMINOS:


    El acceso a la pensión debe de haber tenido lugar una vez cumplida la edad que en cada caso resulte de aplicación, según lo establecido en el artículo 161.1.a) y en la Disposición Transitoria Vigésima de la LGSS, sin que a tales efectos sean admisibles jubilaciones acogidas a bonificaciones o anticipaciones de la edad de jubilación que pudieren ser de aplicación al interesado.

    El porcentaje aplicable a la respectiva base reguladora a efectos de de determinar la cuantía de la pensión causada ha de alcanzar el 100%.

    El trabajo compatible con la pensión de jubilación puede realizarse a tiempo completo o a tiempo parcial.

En lo referente a la CUANTÍA de la PENSIÓN DE JUBILACIÓN, durante el tiempo en que se COMPATIBILICE CON EL TRABAJO, el artículo 3 del Real Decreto Ley 5/2013 establece que será del 50%, sin que el pensionista tenga derecho a los complementos para pensiones inferiores a la mínima durante el tiempo en el que se compatibilice la pensión de jubilación con el trabajo.


Supuesto 1: ¿Qué ocurriría con un pensionista de jubilación que es contratado laboralmente a tiempo parcial por una jornada laboral del 25%?.


A priori, salvo pronunciamiento o aclaración al respecto, no llegando la jornada laboral del pensionista al 50%, la cuantía de su pensión se vería disminuida en la proporción en que trabajara, conforme a lo dispuesto en el artículo 161-1 de la LGSS, en el que se dice lo siguiente: Durante dicha situación, se minorará el percibo de la pensión en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo del pensionista en relación a la de un trabajador a tiempo completo comparable.



Supuesto 2: ¿Qué ocurriría si el pensionista trabajase a una jornada superior al 50 % o incluso a jornada completa?


De la primera lectura parece que si un pensionista pasa a trabajar a jornada completa o a tiempo parcial pero con jornada superior al 50%, POR APLICACIÓN DEL ARTÍCULO 3-1 del R.D.L. 5/2013, tendría derecho a cobrar por pensión de jubilación el 50% de la misma, en contra del criterio establecido con carácter general por el artículo 161-1 de la LGSS.


Finalmente, y en lo relativo a la COTIZACIÓN durante la realización del trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia, compatible con la pensión de jubilación, el artículo 4 del R.D.L. 5/2013 dispone que durante la realización del trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia, compatible con la pensión de jubilación, los empresarios y los trabajadores cotizarán a la Seguridad Social únicamente por incapacidad temporal y por contingencias profesionales, según la normativa reguladora del régimen del sistema de la Seguridad Social correspondiente, y ADEMÁS, quedará sujetos a una cotización especial de solidaridad del porcentaje de un 8%, NO COMPUTABLE para las prestaciones, y que en los regímenes de trabajadores por cuenta ajena se distribuirán entre el empresario y el trabajador, corriendo a cargo del empresario el porcentaje del 6% y a cargo del trabajador el porcentaje del 2%.


III. LA COMPATIBILIDAD ENTRE PENSIÓN DE JUBILACIÓN Y TRABAJO ACTIVO: EL PENSIONISTA DE JUBILACIÓN QUE, SIN PERDER DICHA CONDICIÓN DE PENSIONISTA DE JUBILACIÓN, SE REINCORPORA A TRABAJAR POR CUENTA PROPIA O CUENTA AJENA.

El artículo 7 del Real decreto Ley 5/2013, de 15 de Marzo, ha modificado la redacción del artículo 166-Uno-1 de la LGSS, estableciendo la posibilidad de que un trabajador QUE HA CUMPLIDO LA EDAD MÍNIMA LEGALMENTE EXIGIBLE PARA ÉL, en función de los años cotizados, y teniendo en cuenta el artículo 161-1-a) y la Disposición Transitoria Vigésima de la LGSS, y reúnan los requisitos para causar derecho a la pensión de jubilación, PUEDA ACCEDER A LA JUBILACIÓN PARCIAL SIN NECESIDAD DE LA CELEBRACIÓN SIMULTÁNEA, POR PARTE DE LA EMPRESA, DE UN CONTRATO DE RELEVO.


El artículo 166-Uno-1 de la LGSS ha quedado redactado del siguiente modo: Los trabajadores que hayan cumplido la edad a que se refiere el artículo 161-1-a) y en la Disposición Transitoria Vigésima y reúnan los requisitos para causar derecho a la pensión de jubilación, siempre que se produzca una reducción de su jornada de trabajo comprendida entre un mínimo del 25% y un máximo del 50%, podrán acceder a la jubilación parcial sin necesidad de la celebración simultánea de un contrato de relevo. Los porcentajes indicados se entenderán referidos a la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable.



IV. LA JUBILACIÓN ANTICIPADA POR CAUSA NO IMPUTABLE A LA LIBRE VOLUNTAD DEL TRABAJADOR, derivada del cese en el trabajo por causa que no le es imputable.

El artículo 6 del R.D.L. 5/2013, de 15 de Marzo, modifica el artículo 161-BIS-2-A del T.R. de la LGSS, que trata de la modalidad de acceso a la jubilación anticipada derivada del CESE EN EL TRABAJO POR CAUSA NO IMPUTABLE A LA VOLUNTAD DEL TRABAJADOR, de la que ya trataba este artículo 161-BIS-2-A en función de la reforma introducida por la Ley 27/2011, de 1 de Agosto (aunque había quedado en suspenso, durante todo el primer trimestre de 2013, por la Disposición Adicional Primera del Real Decreto Ley 29/2012, de 28 de Diciembre).



1. Requisitos para poder acceder a dicha jubilación anticipada derivada del cese en el trabajo por causa no imputable a la voluntad del trabajador.


    Tener cumplida una edad que no sea inferior en 4 años, como máximo, a la edad de jubilación que en cada caso es exigible al trabajador para acceder a la jubilación con carácter general, según el artículo 161-1-a) y la Disposición Transitoria Vigésima de la LGSS.

    Recordemos que según el artículo 161-1-a) de la LGSS, en cuanto al requisito de edad para poder acceder a la pensión de jubilación se exige haber cumplido 67 años de edad, o 65 años cuando se acrediten 38 años y 6 meses de cotización, sin que se tenga en cuenta la parte proporcional correspondiente a las pagas extraordinarias; y que, según la Disposición Transitoria Vigésima de la LGSS, se establece un período transitorio, del año 2013 al año 2027, que se concreta en el siguiente cuadro.

    Años Períodos cotizados Edad exigida
    2013 35 años y 3 meses o más. 65 años
    Menos de 35 años y 3 meses. 65 años y 1 mes
    2014 35 años y 6 meses o más. 65 años
    Menos de 35 años y 6 meses. 65 años y 2 meses
    2015 35 años y 9 meses o más. 65 años
    Menos de 35 años y 9 meses. 65 años y 3 meses
    2016 36 o más años. 65 años
    Menos de 36 años. 65 años y 4 meses
    2017 36 años y 3 meses o más. 65 años
    Menos de 36 años y 3 meses. 65 años y 5 meses.
    2018 36 años y 6 meses o más. 65 años
    Menos de 36 años y 6 meses. 65 años y 6 meses.
    2019 36 años y 9 meses o más. 65 años
    Menos de 36 años y 9 meses. 65 años y 8 meses
    2020 37 o más años. 65 años
    Menos de 37 años. 65 años y 10 meses.
    2021 37 años y 3 meses o más.
    65 años.
    Menos de 37 años y 3 meses.
    66 años.
    2022 37 años y 6 meses o más. 65 años
    Menos de 37 años y 6 meses. 66 años y 2 meses
    2023 37 años y 9 meses o más. 65 años
    Menos de 37 años y 9 meses. 66 años y 4 meses.
    2024 38 o más años. 65 años
    Menos de 38 años. 66 años y 6 meses.
    2025 38 años y 3 meses o más. 65 años
    Menos de 38 años y 3 meses. 66 años y 8 meses.
    2026 38 años y 3 meses o más. 65 años
    Menos de 38 años y 3 meses. 66 años y 10 meses.
    A partir del 2027 38 años y 6 meses o más. 65 años.
    Menos de 38 años y 6 meses. 67 años.


    Estar inscrito al menos 6 meses, como demandante de empleo, inmediatamente antes de formular la solicitud de jubilación anticipada.

    Tener al menos 33 años cotizados (sin que se computen pagas extraordinarias, pero pudiendo computarse un máximo de un año por servicio militar obligatorio o por prestación social sustitutiva).

    Que el cese en el trabajo del trabajador sea consecuencia de una situación de reestructuración empresarial por cualquier de las causas siguientes:

    A. Despido colectivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, conforme el artículo 52-c) del Estatuto de los Trabajadores, acreditándose, además, haber percibido la indemnización correspondiente derivada de la extinción del contrato de trabajo (mediante documento de la transferencia bancaria recibida o documentación acreditativa equivalente), o en caso contrario, haber interpuesto demanda judicial en reclamación de dicha indemnización o de impugnación de la decisión extintiva.

    B. Despido objetivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, conforme al artículo 52-c) del Estatuto de los Trabajadores, acreditándose, además, como en el supuesto anterior, haber percibido la indemnización correspondiente derivada de la extinción del contrato de trabajo (mediante documento de la transferencia bancaria recibida o documentación acreditativa equivalente), o en caso contrario, haber interpuesto demanda judicial en reclamación de dicha indemnización o de impugnación de la decisión extintiva.

    C. La extinción del contrato por resolución judicial, conforme al artículo 64 de la Ley 22/2003, de 9 de Julio, Concursal, que como sabemos atribuye competencias al Juzgado de lo Mercantil que entiende de un Concurso de acreedores para resolver, entre otros, expedientes de extinción colectiva de las relaciones laborales de las empresas en concurso y los trabajadores de las mismas.

    D. La muerte, jubilación o incapacidad del empresario individual, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores (supuestos de sucesión de empresa), o la extinción de la personalidad jurídica de la empresa contratante.

    E. La extinción del contrato de trabajo motivada por la existencia de fuerza mayor constatada por la autoridad laboral conforme a lo establecido en el artículo 51-7 del Estatuto de los Trabajadores.

    Y excepcionalmente, se contempla un supuesto más que permite poder acceder a la jubilación anticipada dentro de este grupo especial en el que existe como elemento común que la extinción del contrato de trabajo y la consiguiente situación de desempleo NO es consecuencia de la voluntad del trabajador: La extinción de la relación laboral de la mujer trabajadora como consecuencia de ser víctima de la violencia de género.

2. Importe económico de la prestación de jubilación a percibir por los trabajadores que optan por la jubilación anticipada en los casos anteriormente indicados que tienen como elemento común que la pérdida de su puesto de trabajo y, en su consecuencia, la situación de desempleo, NO es consecuencia de la voluntad del trabajador, sino que se encuentra en los supuestos tipificados anteriormente.


La cuantía económica de la pensión de jubilación es objeto de reducción mediante la aplicación, por cada trimestre o fracción de trimestre que, en el momento del hecho causante, le falte al trabajador para cumplir la edad legal de jubilación que en cada caso resulte de aplicación conforme a lo establecido en el artículo 161-1-a) y en la Disposición Transitoria Vigésima de la LGSS (tal y como hemos recordado anteriormente), de los siguientes coeficientes en función también del período de cotización acreditado:


    Coeficiente del 1’875% por trimestre (o fracción) cuando el período de cotización acreditado sea inferior a 38 años y 6 meses.

    Coeficiente del 1’75% por trimestre (o fracción) cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 38 años y seis meses e inferior a 41 años y 6 meses.

    Coeficiente del 1’625% por trimestre (o fracción) cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 41 años y 6 meses e inferior a 44 años y 6 meses.

    Coeficiente del 1’5% por trimestre (o fracción) cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 44 años y 6 meses.

A los exclusivos efectos de determinar dicha edad legal de jubilación, se considerará como tal la que le hubiera correspondido al trabajador de haber seguido cotizando durante el plazo comprendido entre la fecha del hecho causante y el cumplimiento de la edad legal de jubilación que en cada caso resulte de la aplicación de lo establecido en el artículo 161-1-a) y en la Disposición Transitoria Vigésima de la LGSS. Y para el cómputo de los períodos de cotización se tomarán períodos completos, sin que se equipare a un período la fracción del mismo.



V. LA JUBILACIÓN ANTICIPADA POR LA LIBRE VOLUNTAD DEL INTERESADO.

El artículo 6 del Real Decreto ley 5/2013, de 15 de Marzo, modifica el artículo 161-Bis-2-B de la LGSS, que regula el ACCESO POR LA LIBRE VOLUNTAD DEL TRABAJADOR A LA JUBILACIÓN ANTICIPADA.
Conforme a esta nueva normativa hemos de resaltar básicamente lo siguiente:

1. Requisitos para poder acceder a la JUBILACIÓN ANTICIPADA por la libre voluntad del trabajador:

    Tener cumplida una edad que sea inferior en 2 años, como máximo, a la edad que en cada caso resulte de aplicación, según lo establecido en el artículo 161-1-a) y en la Disposición Transitoria Vigésima de la LGSS, tal y como hemos visto anteriormente.

    Según ello NADIE podría acogerse a esta modalidad de jubilación anticipada DE NO HABER CUMPLIDO, COMO MÍNIMO 63 AÑOS DE EDAD.

    Acreditar un período mínimo de cotización efectiva de 35 años de edad, sin que a tales efectos se tenga en cuenta la parte proporcional por pagas extraordinarias (computándose a estos efectos, exclusivos, el período de prestación del servicio militar obligatorio o de la prestación social sustitutoria, con el límite máximo de un año).

    El importe de la pensión a percibir ha de SUPERAR la cuantía de la pensión mínima que correspondería al interesado por su situación familiar al cumplir los 65 años de edad.

2. El importe económico de la pensión de jubilación, en estos casos en los que se accede a la misma, anticipadamente, por la libre voluntad del trabajador que la solicita en esta modalidad.

La pensión de jubilación es objeto de reducción mediante la aplicación, por cada trimestre o fracción de trimestre que, en el momento del hecho causante, le falte al trabajador para cumplir la edad legal de jubilación que en cada caso corresponda según el artículo 161-1-a) y la Disposición Transitoria Vigésima de la LGSS, de los siguientes coeficientes en función del período cotizado acreditado (teniendo en cuenta la edad legal de jubilación que le hubiera correspondido al trabajador de haber seguido cotizando durante el plazo comprendido entre la fecha del hecho causante y el cumplimiento de la edad de jubilación que en cada caso resulte de aplicación según el artículo 161-1-a) y la Disposición Transitoria Vigésima, ambos de la LGSS):

    Coeficiente del 2% por trimestre o fracción cuando se acredite un período de cotización inferior a 38 años y 6 meses

    Coeficiente del 1’875% por trimestre o fracción, cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 38 años y 6 meses e inferior a 41 años y 6 meses.

    Coeficiente del 1’75% por trimestre o fracción, cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 41 años y 6 meses e inferior a 44 años y 6 meses.

    Coeficiente del 1’625% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 44 años y 6 meses.



VI. LA JUBILACIÓN PARCIAL (Y ANTICIPADA) DEL TRABAJADOR FORMALIZANDO LA EMPRESA UN CONTRATO DE RELEVO.

El artículo 7 del Real Decreto Ley 5/2013, de 15 de Marzo, ha dado una nueva redacción al artículo 166-Uno-2 de la LGSS, que trata de la regulación de la JUBILACIÓN PARCIAL (y normalmente también ANTICIPADA) de un trabajador siempre que, con carácter simultáneo, la empresa formalice un contrato de relevo en los términos previstos en el artículo 12-7 del Estatuto de los Trabajadores (que también es objeto de modificación por el artículo 9 del referido RDL 5/2013).


Se exige, en estos casos, JUBILACIÓN PARCIAL (y normalmente también ANTICIPADA) con formalización simultánea de contrato de relevo, los siguientes requisitos, esencialmente:



    Haber cumplido el trabajador que se jubila una edad mínima y una cotización mínima, según cuadro que varía del año 2013 al año 2027, siendo en 2013, de 61 años y un mes de edad, y de 33 años y 3 meses en cuanto a cotizaciones exigibles (aunque para Mutualistas a fecha 01-01-1967 tan solo se exige el requisito de edad de 60 años), y de 63 años de edad y 36 años y 6 meses cotizados en el año 2027 (incrementándose cada año, a partir de 2014, la edad exigible 1 meses y el tiempo mínimo cotizado 3 meses); A estos efectos sólo se computará hasta un máximo de un año el período de servicio militar obligatorio o el de la prestación social sustitutoria; en el supuesto de personas con discapacidad en grado igual o superior al 33%, el período de cotización exigido es de tan solo 25 años.

    Acreditar el trabajador que se jubila un período de antigüedad en la empresa de al menos 6 años inmediatamente anteriores a la fecha de la jubilación parcial.

    *La reducción de la jornada de trabajo del trabajador que se jubila se reduce un mínimo de un 25% y un máximo del 50% (o excepcionalmente un 75%, en el caso de que el trabajador que lo releva sea contratado a jornada completa mediante un contrato de duración indefinida).

    Que exista una correspondencia entre las bases de cotización del trabajador relevista y del jubilado parcial, de modo que la correspondiente al trabajador relevista NO podrá ser inferior al 65% del promedio de las bases de cotización correspondientes a los 6 últimos meses del período de base reguladora de la pensión de jubilación parcial.

    Los contratos de relevo que se establezcan como consecuencia de una jubilación parcial tendrán, como mínimo, una duración igual al tiempo que le falte al trabajador sustituido para alcanzar la edad de jubilación a que se refiere el artículo 161-1-a) y la Disposición Transitoria Vigésima de la LGSS. Y en los casos a que se refiere la letra c) anterior, los contratos de trabajo por tiempo indefinido, deberán mantenerse cuanto menos 2 años más de la fecha de jubilación “ordinaria” del trabajador sustituido (de incumplirse la empresa habrá de reintegrar al INSS la totalidad de las percepciones de jubilación percibidas anticipadamente por el trabajador sustituido).

Sin perjuicio de la reducción de jornada, a que se refiere la letra c)* anterior, durante el período de disfrute de la jubilación parcial, empresa y trabajador cotizarán por la base de cotización que, en su caso, hubiere correspondido de seguir trabajando el trabajador sustituido a jornada completa.

Somos conscientes de la complejidad de esta Circular, por lo que cualquier duda que le surja, no dude en ponerse en contacto con nosotros.


Reciba un cordial saludo.

 

Departamentos Fiscal, Contable y Laboral

Asesoría Nemesio

Si no desea recibir más información, envíe un e-mail a la siguiente dirección: informacion@nemesioycia.net

Avinguda Al Vedat 11, pta. 1ª
46900 Torrent (Valencia)
Telf.:96 155 17 82
E-mail: info@nemesioycia.net

Síguenos en: